UTILIZAMOS COOKIES PROPIAS.
Para mejorar nuestros servicios y personalizar contenido, estas son de obligada aceptación para poder garantizar un correcto funcionamiento de la web.

COOKIES DE TERCEROS
Con finalidad analítica.
Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de publicidad, redes sociales y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Para obtener más información sobre el uso de las cookies, configuración, origen, sus finalidades y sus derechos, acceda a nuestra Política de cookies

Para aceptar su uso puede hacer click en el botón

ACEPTAR TODAS

Si usted no está de acuerdo con alguna de estas, PUEDE CAMBIAR SUS PREFERENCIAS:

RECHAZAR COOKIES DE TERCEROS DE ANALÍTICA

General

MUGABI, el agente rehabilitador clave en la regeneración urbana del parque edificado vasco

MUGABI | MUGABI, el agente rehabilitador clave en la regeneración urbana del parque edificado vasco

El parque edificatorio vasco está envejecido. Fue construido hace más de 40 años, cuando no estaba vigente ninguna normativa con criterios mínimos de eficiencia energética. Por ello ahora la mayoría de sus edificios cuentan con certificados energéticos desfavorables, gastos energéticos elevados y condiciones de disconfort en las viviendas. A todo esto, hay que sumar el reto que plantea la Hoja de Ruta 2050 de la Unión Europea, con objetivos como alcanzar la descarbonización del entorno construido y optimizar el rendimiento energético del parque edificado de la eurozona, que sitúan a Euskadi en un punto desfavorable con mucho recorrido por hacer.

Para lograr estos propósitos, la rehabilitación energética es una prioridad. Solo así podremos alcanzar las cotas de ahorro que pide Europa y crear espacios habitables con un alto grado de confort y salud.

Pero enfrentarse a una obra de este tipo es, para la mayoría de las comunidades de propietarios/as, un proceso administrativo tedioso y largo. Para cuando se deciden a mover ficha para llevar a cabo la rehabilitación de su edificio suelen pasar varios meses e incluso años. La decisión para los propietarios/as no es fácil y supone habitualmente la segunda inversión más grande tras la compra de la vivienda.

Agente rehabilitador

Como solución nace el agente rehabilitador Mugabi, una entidad cuya función es impulsar, simplificar y coordinar todas las fases de un proceso integral de rehabilitación energética para ofrecer un proyecto ‘llave en mano’: I.T.E y redacción de proyecto técnico, gestiones administrativas, gestión de ayudas públicas, obtención de la financiación óptima para las comunidades y ejecución de la obra y garantía.

Mugabi es, actualmente, el agente rehabilitador cuyo papel pasa por articular y coordinar a todos los agentes que participan en un proceso de rehabilitación integral como administradores/as de fincas, técnicos/as, empresas rehabilitadoras, compañías de servicios energéticos, ingenierías especialistas en instalaciones y mantenimiento, las entidades financieras y el consorcio de marcas. Supone una coordinación plena gracias a la participación conjunta y colaborativa de todos los agentes, beneficiando a las comunidades de propietarios/as al ofrecer una tramitación administrativa mínima mediante un interlocutor único que a la vez les asesora de forma continuada.

Mugabi dota de valor añadido al proceso de rehabilitación del parque urbanístico, haciendo una clara apuesta por la sostenibilidad, la energía limpia y la eficiencia en el interior de nuestras ciudades. Supone una oportunidad única para el sector de la rehabilitación. Para todo el proceso, los fondos europeos –y con ello la figura del agente rehabilitador Mugabi–, se han vuelto elementos clave de cara a encauzar estas subvenciones a las comunidades de vecinos/as. Así, un gran porcentaje de familias vascas podrán beneficiarse de éstas y apostar por dotar a sus edificios de eficiencia energética y confort. 

La financiación no es un problema

Mugabi facilita el acceso a la rehabilitación energética con unas condiciones de financiación de hasta 12 años óptimas para las comunidades de vecinos/as, estableciendo cuotas mensuales fijas, en las que se incluyen la totalidad de los gastos que conlleva poner en marcha una obra, llevarla a cabo, y sus gastos complementarios (proyecto, gestión, permisos, licencias, etc.).

De este modo, las comunidades de vecinos/a podrán abordar el proceso de rehabilitación completo con un precio cerrado, teniendo un único interlocutor durante todo el proceso que se responsabilizará de conseguir una garantía global de la rehabilitación y garantizar la mejor calidad.